Mantecados cannábicos: aprende a hacerlos con esta receta


Si eres una amante de la cocina con marihuana, no te pierdas nuestro post de hoy. Te proponemos una receta fácil y deliciosa como es la del mantecado de cannabis.

El origen del mantecado

Los mantecados son un dulce español que se puede degustar también en cualquier época del año. Aunque es en Navidad donde alcanza muy mayor consumo.

De hecho en polvorón tan típico de Navidad es una especialidad incluida dentro de los mantecados. La diferencia es que el polvorón lleva almendra e incluye un recubierto de azúcar glasé.

Su origen se sitúa en la región de Andalucía, donde en el siglo XVI y debido a las excelentes cosechas de cereales y el excedentes de manteca de cerdo, surge su receta que poco ha variado a lo largo de los siglos.

Sus ingredientes son básicos, aunque su sabor es delicioso. Como es habitual en nuestro blog, adaptamos todo tipo de recetas. En este caso, la adaptación será para hacer un mantecado de cannabis.

1968692461266

No deja de ser una forma de consumirla muy saludable tanto para personas que tan sólo buscan efectos recreativos, o aprovecharse de las propiedades terapéuticas de nuestra planta favorita.

Ingredientes mantecado de cannabis

  • 250 gr de harina de trigo
  • 10 gramos de cannabis
  • 175 gr de manteca de cerdo
  • 150 gr de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 3 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
  • 1 cucharadita de canela

Elaboración mantecado de cannabis

Lo primero como siempre es integrar el cannabis. En este caso contamos con la manteca, un ingrediente graso que disolverá los cannabinoides de los cogollos.

Así que un cazo, añade la manteca y el cannabis triturado. Y cocina a fuego suave durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, cuela para retirar la materia vegetal y reserva la manteca cannábica.

Es mejor que se solidifique de nuevo, así que necesitará una o dos horas de reposo. Primero a temperatura ambiente, y después en el frigorífico una vez haya enfriado.

La temperatura para una correcta descarboxilación no debería superar los 120ºC. Un termómetro de cocina nos ayudará a no superar esa cifra.

Por otro lado, secaremos la harina para deshidratarla completamente. Para ello extiéndela sobre una bandeja y métela al horno a unos 100º, a media altura y con la selección de calentamiento superior e inferior.

Cada 10 minutos remuévela con una cuchara o un tenedor. Con 30 minutos es suficiente, siempre vigilando que no se tueste o dore en exceso.

mantecado de cannabis

Debe mantener su color blanco, pero al sacarla del horno la notaremos mucho más suelta que de costumbre. Retira del horno y deja que enfríe.

El siguiente para en esta receta de mantecado de cannabis, será el de en un cuenco o bol vacío añadir la manteca de marihuana que debería estar completamente fría, el azúcar y la cucharadita de canela.

Batimos con unas varillas manuales o de una batidora hasta conseguir mezclar completamente estos ingrediente. Llevará su tiempo ya que será una masa seca y dura.

Posteriormente añadimos las dos yemas de huevo y dos cucharadas de semillas de sésamo, volviendo a remover para que se mezclen completamente. Para terminar, añadimos la harina y amasamos con la mano, haciendo una bola.

A estas alturas ya tendremos preparada la masa del mantecado cannábico. Precalienta el horno a unos 115-120ºC mientras continuamos con la preparación.

Extiende la masa con la ayuda de un rodillo hasta conseguir una lámina de un grosor de aproximadamente medio centímetro.

Con un corta masas o vaso de unos 5-6 cm de diámetro, comienza a sacar de la masa estirada las porciones de mantecado.

mantecado de cannabis 1 e1631477239897

Con la masa que sobre, vuelve a hacer una bola y repite de nuevo el proceso de extender y cortar más porciones hasta terminarla.

Coloca cada uno de los mantecados sobre una bandeja de horno previamente untada en manteca o aceite para que no se peguen.

Añade para terminar unas pocas semillas de sésamo sobre ellos y asiéntalas ligeramente con un dedo. Y hornéales hasta que veas que comienzan a dorarse.

Al trabajar el horno a tan baja temperatura, puede que sean necesarios 40-60 minutos, dependiendo de si el horno tiene ventilación.

Retira del horno y deja que enfríen antes de pasarlos a un plato o tupper, ya que son muy frágiles. Después, tan sólo te queda disfrutar de su sabor y sus efectos.

Recomendaciones

Como siempre que se trata con marihuana ingerida, se debe tener mucha precaución. Una dosis elevada puede llevar a unos efectos muy desagradables.

Sus efectos son muy retardados en comparación con el cannabis fumado o vaporizado, que son instantáneos. Hasta pasada una hora, no se suelen apreciar los efectos cuando se ingiere.

Con la masa que obtengas, intenta hacer 20 mantecados. Así que cada uno mantecado de cannabis tendrá 0,5 gramos de hierba. Esta será una cantidad más que prudente.

Como uno y espera al menos una hora hasta que los efectos empiecen a notarse para decidir comer otro o no. Con un poco de experiencia se controlarán mejor las dosis que necesitará cada persona.

FUENTE

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.