Endulza el día con esta panacota de café y cannabis

Si eres un amante de la cocina cannábica, no te pierdas nuestro artículo de hoy. Te enseñaremos a hacer una deliciosa panacota de cannabis y café. Su sabor es delicioso y los efectos interesantes.

Cuál es el origen de la panacota

La panna cotta o panacota, es un postre típico italiano de la región del Piamonte. Su traducción es “nata cocida” y se elabora a partir de crema de leche, azúcar y gelatina.

Las recetas de panacota más antiguas que se conservan incluían el colágeno de espinas de pescado hervidas para darle firmeza.

Pero en la mayoría de casos se usaba huevo para tal fin. Desde hace décadas lo común es usar gelatina vegetal o animal para conseguir su peculiar textura.

También se le pueden añadir fresas, frambuesas, licor, caramelo, vainilla… y en nuestro artículo de hoy te enseñaremos a hacer una deliciosa panacota de cannabis y café.

Ingredientes panacota de cannabis y café

  • 400 ml de nata líquida
  • 100 gramos de azúcar glaseado
  • 3 láminas de gelatina
  • 2 gramos de cannabis
  • 1-2 cucharadas de café soluble

Elaboración

Lo primero que para hacer esta panacota de cannabis es integrar el cannabis a uno de los ingredientes grasos. En este caso tenemos nada y leche, así que será muy sencillo.

En un cazo añade la nata, la leche y la marihuana triturada. Añade también una o dos cucharadas de café soluble. Puedes usar cacao en polvo en lugar del café si lo prefieres. U optar por una panacota clásica y no echar ni café ni cacao.

Además, en este paso se descarboxilarán los cannabinoides. Es decir que el THCA de la marihuana, que no es psicoactivo, se transforma en THC que sí lo es. Esto se produce gracias al calor de la cocción.

Pon el cazo a fuego suave y deja que durante una media hora, leche y nata hierban vigilando que no se salga. Y mientras tanto, por otro lado, en un plato hondo, bandeja o lo que tengas a mano, pon las láminas de gelatina a remojo.

Ha de ser con agua fría, ya que con agua caliente o agua templada se disolverían y se integrarían en el agua. Y esa agua no es aprovechable.

Pasada la media hora, retira del fuego el cazo con la nata, la leche, el café (o cacao) y los cannabinoides ya perfectamente integrados.

A continuación escurre las hojas de gelatina y añádelas en el cazo. Y remueve con unas varillas hasta que se hayan disuelto perfectamente.

Por último, usa un colador fino para retirar la materia vegetal de la mezcla. Y ya tenemos preparada nuestra base para esta deliciosa panacota de cannabis y café (o cacao).

Ya solamente nos queda pasar antes de que enfríe en exceso la mezcla a unos moldes. Puedes usar lo que tengas más a mano, como vasos, copas, tazas, botes de vidrio, vasitos de yogur…

Conviene al menos que los recipientes pasen por el frigorífico al menos unas 8 horas para conseguir la textura tan característica de la panacota.

Pasado este tiempo, tan solo te quedará disfrutar de este delicioso postre que pasado un rato, te proporcionará unos buenos efectos psicoactivos.

Recomendaciones

Como siempre que se trata con cannabis ingerido, se debe tener mucha precaución. Hasta bien pasada una hora desde su consumo, no se comenzarán a apreciar los efectos.

Una dosis prudente por persona serían unos o,5 gramos de hierba, por lo que con esta receta que te proponemos de panacota de cannabis obtendrías unas 4 raciones de unos 150 ml y 0,5 gramos de cannabis.

Con un poco de experiencia, cada persona encontrará la dosis que mejor se adapten a sus necesidades. La cantidad de hierba a usar puede ser muy variable.

Lo que no debes hacer bajo ningún concepto, es ingerir más cannabis sin haber esperado un tiempo prudencial. Un exceso de cannabis ingerido puede llegar a ser muy desagradable.

fuente

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.